Predica la sana doctrina

La palabra de Dios tiene una efectividad sin igual. (Hebreos 4:12, Isaias 55:10) Es por eso, que la salvación de los perdidos y el crecimiento espiritual de los creyentes depende de que se use bien la palabra de Dios. (1 Corintios 1:21, 1 Pedro 1:23, 2 Timoteo 2:15) Usar bien la palabra de Dios quiere decir manejarla con seriedad, cuidado y responsabilidad. Pues no queremos cometer el mismo pecado que cometieron los profetas falsos de antaño. Los cuales decían que Dios había dicho algo, cuando en realidad no era eso lo que Dios estaba diciendo. Señores, la sana doctrina no son nuestras opiniones o pensamientos humanos. La sana doctrina es toda aquella enseñanza que se basa en la recta interpretación de la Biblia. Teniendo en cuenta, que a la Biblia no se le puede quitar, pero tampoco se le puede añadir.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *